Radio Matucana 102.9 FM

Más de 19.000 pequeños agricultores fueron bancarizados por primera vez en el 2021

Solo en lo que va del año. El 25% de estos nuevos clientes de Agrobanco corresponde a productores agropecuarios jóvenes de entre 26 y 35 años de edad.

El 92% de los 21.462 nuevos clientes atendidos por Agrobanco entre enero y junio del 2021 obtuvo un préstamo por primera vez. De esta manera, 19.703 pequeños productores agropecuarios fueron bancarizados.

Ello representa un importante avance de la inclusión financiera en las zonas rurales de nuestro país. A la fecha, se han desembolsado más de S/ 147 millones en créditos para impulsar las campañas agrícolas de este segmento.

“Con los recursos del Fondo Agroperú o de Agrobanco, nuestro objetivo sigue siendo el mismo, promover la bancarización rural, es decir, brindarle la oportunidad que necesita el pequeño productor agropecuario para apalancar su producción”, sostuvo César Quispe Luján, presidente del directorio de Agrobanco.

Es preciso resaltar que, de los 19.703 clientes bancarizados, el 25% correspondió a productores jóvenes, cuya edad oscila entre los 26 y 35 años de edad. A continuación, figura el grupo de entre 36 y 45 años (23%), y el de 46 a 55 años (19%).

Actualmente, Agrobanco otorga préstamos a los pequeños productores organizados a través del Programa de Financiamiento Directo del Fondo Agroperú.

Los agricultores que obtuvieron créditos con recursos de Agrobanco se han beneficiado del Fondo para la Inclusión Financiera del Pequeño Productor Agropecuario (FIFPPA). Con ello, han conseguido una reducción de la tasa de interés de 30% a un promedio entre 5% y 12%.

De acuerdo con el informe de la FAO, otros alimentos como la carne y el azúcar si alzaron vuelo en su cotización.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los precios internacionales de los alimentos retrocedieron 2,5% en junio, la primera caída en un año.

La desescalada del índice de precios está relacionada con la reducción de las cotizaciones de los aceites vegetales (-9,8%), los cereales (-2,6%)y, en menor medida, de los productos lácteos (-1%). En este último, la mantequilla fue la que más bajó debido a la caída de la demanda y un aumento del stock del producto, en particular, en Europa.

La FAO destacó también la disminución de las cotizaciones de la leche en polvo y la atribuyó a la reducción de las compras de China.

Por su parte, las cotizaciones del maíz disminuyeron un 5%, principalmente por el descenso de los precios en la Argentina debido al aumento de la oferta, la cual se derivó de las últimas cosechas.

El trigo disminuyó ligeramente, en un 0,8%, con un panorama mundial favorable respaldado por la mejora de las perspectivas sobre la producción en muchos de los principales países productores, lo cual compensó casi por completo la presión al alza derivada de las condiciones secas que afectaron a los cultivos en América del Norte.

De esta forma, los retrocesos de los costos opacaron el alza del azúcar que encareció 0,9%, alcanzando 107,7 puntos, índice récord desde marzo de 2017. Para el organismo, este panorama se debe a la incertidumbre por la baja cosecha en Brasil como consecuencias de la prolongada sequía, así como el aumento del costo del petróleo y el fortalecimiento de la moneda brasileña.

De acuerdo con el informe, otro alimento que subió fue la carne (2,1%), encadenando nueve meses al alza. El ente multilateral atribuyó el encarecimiento al aumento de las compras de China y el desplome de la oferta mundial.

FUENTE LA REPÚBLICA